7 jul. 2015

CELSO BORGES: EL "TICO"

De uno en uno

Como cada temporada, llega la sección en la que desentrañamos las trayectorias de los nuevos jugadores del Depor. Esta temporada los señalados serán las nuevas altas y aquellos fichajes invernales que sí permanecerán en el equipo.


Celso Borges Mora nació en San José, Costa Rica, el 27 de mayo de 1988 y es hijo del entrenador mundialista Alexandre Borges Guimarães. Su carrera la inició en las divisiones menores del Deportivo Saprissa y fue allí donde debutó en primera división en el 2006.

Hasta la temporada 2007/08, formó parte del Deportivo Saprissa, disputando 5 partidos en la Concacaf y siendo luego traspasado por 125.000€ al Fredrikstad noruego, donde permaneció hasta la temporada 2010/11. Durante 4 temporadas, Celso disputó un total de 80 partidos, anotando 37 goles y dando 13 asistencias.

Tras terminar su vinculación con el equipo noruego, el "tico" fichó por el AIK de Estocolmo. En el equipo de la capital de Suecia sumaría casi 100 partidos (un total de 97) anotando 23 goles y 16 asistencias. En el equipo sueco permaneció desde la temporada 2011/12 hasta la 2014/15.

Borges, además, participó en el Mundial de Brasil con la Selección de Costa Rica y liderando el grupo D, el denominado como el grupo de la muerte por ser el primer grupo en la historia en tener a tres ex-campeones del mundo -Uruguay, Italia e Inglaterra-. Fue una pieza importante del juego del ex entrenador Jorge Luis Pinto, alcanzando la selección "tica", incluso, los cuartos de final y siendo la revelación del campeonato y cayendo eliminada ante Holanda.

Borges, con la Selección de Costa Rica

El 14 de enero de 2015, Borges se marchaba cedido al Deportivo de La Coruña hasta final de temporada con una opción de ampliación por 2 años más, procedente del AIK. Debutó en la jornada 21, frente al Rayo Vallecano en Vallecas en un partido que acabó con victoria blanquiazul por 1-2, anotando los dos goles. Al final de temporada, Borges acabó disputando un total de 17 partidos y anotando 3 goles y dando una asistencia -a Lucas Pérez en el Camp Nou en la última jornada-. Tras la salvación del Depor, el costarricense se aseguró su vinculación con el club coruñés 2 años más.

Este año, Borges está llamado a ser una de las piezas claves del equipo desde la medular. El año pasado entró con fuerza, perdió protagonismo en el campo y recuperó un poco su nivel a final de temporada, ya con Víctor Sánchez en el banquillo. Este año habrá que ver si volverá a ser indiscutible y de ser así quién será su compañero de fatigas en el mediocampo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario