13 jul. 2012

La magia de un dios



En la temporada 1997/98, tres temporadas después de la conquista de la Copa del Rey de 1995, llegó al Deportivo un jugador que pronto se convertiría en un ídolo del presente y futuro de la entidad blanquiazul. Ese jugador era Djalma Feitosa Dies "Djalminha", apodado en brasil como "O Dios".


Djalminha llegó al Deportivo de la Coruña procedente del Flamingo, quitándole el sitio en el puesto de titular a Martins, quien abandonó el club. En unas primeras tres temporadas excelentes, anotó 26 goles en 87 apariciones, contribuyendo en la conquista del título de Liga.

Este sería su año más impresionante en todos los ámbitos: 8 goles, polémica, y mucho más.
Djalminha protagonizó el momento más recordado por los aficionados coruñeses (no hará falta describirlo):






Ese año, el Depor conquistó la Liga. Tras el verano llegó un joven llamado Juan Carlos Valerón que lo convertiría en un suplente más. Djalminha protagonizó igualmente momentos inolvidables que le valieron para seguir siendo un ídolo.

Djalminha también participó en el Centenariazo, saliendo al terreno de juego en lugar de juego en lugar de Víctor. También cuenta con dos supercopas en su haber: la del 2000 y la del 2003.


Pero todo genio del fútbol tiene su parte "loca". Djalminha lo demostró tras dar un cabezazo a su entrenador, Javier Irureta. El motivo, que el entrenador vasco le recriminó su forma de lanzar un penalti ante el AC Milán que servía para dar el pase de fase en la Champions, pues Djalminha se arriesgó a tirarlo a lo panenka.

La relación entre "Jabo" y Djalminha se hizo cada vez más hostil, y el jugador carioca abandonó el club por la puerta de atrás, con un total de 138 partidos en el Depor y 38 goles.

Pese a todo, Djalminha es y será uno de los mejores futbolistas que pasaron por el Deportivo.
Todo calidad, carisma y compañerismo, Djalminha seguirá siendo llamado como "O Dios".


DJALMINHA O GENIO: Un vídeo dónde se recuerdan las mejores jugadas y goles de Djalminha. Entre ellos, la famosa Lambretta ante el Real Madrid en Riazor: