31 may. 2012

Riki, sentimiento deportivista

Iván Sánchez Rico Soto "Riki" pasará a la historia del Depor por meter el gol del empate ante el Huesca, que suponía el inicio de la remontada. Pero también lo hará por llorar tras el descenso y tras ganar al Nástic de Tarragona. 

Tras 6 temporadas con la elástica blanquiazul, Riki, que le costó 4 millones de € al Deportivo su fichaje, ha demostrado su capacidad de superación y, sobre todo, el amor que siente a sus colores. El delantero ha anotado 39 goles en Liga, y que pudieron haber sido más si no se hubiese lesionado tanto. Repasamos su vida y sus actuaciones más espectaculares con el equipo coruñés.
Riki empezó su carrera futbolística en el C.D Los Genios desde los 12 hasta los 14 años. Luego pasa por el Aranjuez para recalar más tarde en el Real Madrid C. Dos años más tarde sube al Castilla, donde está dos temporadas, anotando 18 en la última. En la temporada 2004-05 está a punto de irse al Nüremberg, pero al fnal lo ficha el Getafe por 300.000 €.

Dos buenas temporadas en Primera división con el club azulón, en el que anota 10 goles, le sirven para fichar por el Deportivo de la Coruña por un valor de 4 millones €.

Riki llega al Depor en la 2ª temporada de Caparrós en el banquillo herculino. Empieza en la banda izquierda, pero no se adapta bien a la posición. Cuando Caparrós prueba a jugar con dos puntas ofrece su mejor versión, asociándose a la perfección con Arizmendi. El equipo acaba la temporada de 13º y Riki sólo anota 3 goles. 
La llegada de Lotina no mejora la situación, y el jugador comienza a lesionarse continuamente. Riki logra anotar 5 goles en un año en el que el equipo pasó de casi descender a acabar 9º y clasificado para la Intertoto (ya inexistente) y que el equipo ganará posteriormente, pudiendo jugar la UEFA. 

Al año siguiente consigue marcar 6 goles, aunque sigue lesionándose frecuentemente. Aún así deja grandes detalles como el doblete ante el Racing en la victoria por 5-3 en Riazor. El equipo acaba 7º y eliminado en octavos de final de la UEFA por el Aalborg.
Riki sigue mejorando y en su 4ª temporada anota 8 goles, siendo el máximo goleador del equipo, pero sigue lesionándose, aunque cada vez menos. Anotó uno de los goles más rápidos en la historia del Depor al marcarle al Racing a los 34 segundos de empezar el partido. El equipo acabó 10º la temporada tras una pésima segunda vuelta. 

Pero llega el desastre y el equipo desciende a Segunda tras una mala campaña en el último partido de Liga ante el Valencia. Riki, que sólo ha anotado 3 goles y se ha pasado media temporada lesionado, llora desconsoladamente tras el 0-2 del conjunto ché. Sus declaraciones al acabar el partido emocionan a media Coruña: "Muchos se irán, pero yo me quedaré para subir al equipo a Primera".

Y no defraudó. Riki ha anotado 14 goles (uno de ellos este último fin de semana ante el Huesca) en la presente temporada y ha sido uno de los baluartes en el año del ascenso. Entregado a la causa, Riki se ha lesionado muchísimo menos y ha marcado más las diferencias. 

Sus lágrimas de tristeza por el descenso cambiaron por júbilo un año después tras el ascenso. Un jugador carismático, fuerte, veloz, con regate y gol. Todo sumado para crear a un jugador que ejemplifica lo que es amar los colores de una camiseta. 


Gracias a él y a todos los jugadores de la plantilla, Riazor ha podido volver a cantar eso de 
"Campeones, Campeones"

Porque ahora sí, SOMOS DE PRIMERA

FORZA DEPOR!!!!!


30 may. 2012

El ascenso 372 días depués


El Deportivo consiguió lo imposible: ascender el mismo año de descender y, además de 1º. Sólo pasaron 372 días desde aquel fatídico sábado 21 de mayo ante el Valencia.

A falta de una jornada el equipo ascendió a Primera tras ganar 2-1 al Huesca ante un abarrotado Riazor. Riki y Xisco fueron los héroes del ascenso. Se rogó no saltar al campo, y no se saltó.


Hubo que sufrir hasta el final, pero el equipo ascendió. Fue una temporada larga, sufrida, pero que al final cayó del lado blanquiazul. Las lágrimas de hace un año se transformaron en euforia y fiesta en una ciudad que se tiñó de los colores de su camiseta.
En la penúltima jornada de Liga Adelante el Depor se enfrentaba al Huesca, y pese a todos los obstáculos, se ganó y subió de categoría.

Ante 35000 espectadores, el Depor salió nervioso ante el Huesca y, pese a que los locales apretaron y llegaron a la meta rival, fueron los visitantes los que se adelantaron en el marcador. El gol del excéltico Núñez hacía presagiar un aciago final. Pero "esta hinchada nunca se rinde" y se levantó para animar a su equipo. Riki devolvía las esperanzas a la parroquia blanquiazul con el empate a 1-1 antes del descanso.

El caprichoso destino había conseguido que Xisco rematara el partido ante el Nástic en el último suspiro y el destino quiso ser justo otra vez. Xisco saltó al campo y al segundo tiro que tuvo, obtuvo su recompensa. Un cabezazo mordido ante un centro de Bruno Gama hizo que la grada, A Coruña y todo aficionado al Deportivo se levantara de su asiento para cantar el gol más esperado del año. Era el 2-1 y el gol de retorno.

El Depor sufrió, pero en cuanto el árbitro indicó el final del choque, el banquillo y la grada estallaron de júbilo. Los cánticos de "Coruña entera, se va de borrachera" o incluso el "Ai si eu che pego" resonaron el todo el estadio de Riazor en una fiesta que duró hasta después de que los jugadores fueran a la fuente de Cuatro Caminos.

Y es que en 372 días el deportivismo pasó de llorar a celebrar, de bajar la cabeza a botar, y un largo etcétera que no me entraría ni en 100 hojas. 
Porque esta hinchada nunca se rindió estamos donde merecemos, en 1ª División. 
Fue el fin de una temporada que marcará un nuevo comienzo. 


Aquí tenéis la rueda de prensa de Lendoiro:


10 may. 2012

Portugal, fuente de fútbol en Riazor




Durante este último verano, el Deportivo incorporó a su plantilla a dos portugueses: Salomao y Bruno Gama.
Ambos incisivos, importantes en ataque, pero cada uno con su forma de vivir el fútbol. Junto a Zé Castro, forman un trío de jugadores clave este año en Segunda. Hoy revisaré sus pasos con el club coruñés. 



El Deportivo ya sabía lo que era tener portugueses en el equipo, y tenía buenos recuerdos. El gran  ejemplo es y será uno de los mejores centrales que ha pasado por A Coruña, Jorge Andrade. Un central alto, fuerte, contundente y, sobre todo, con un juego al corte a la altura de muy pocos.

Zé Castro, baluarte en defensa
Tras la marcha de Andrade a la Juventus, el Deportivo no volvió a contar en sus filas con un jugador del país vecino hasta la llegada de otro central, de Coimbra, procedente del Atlético de Madrid, ZÉ CASTRO.
El jugador, que no había contado mucho para Aguirre en el club madrileño, llegó cedido con opción de compra por 2 millones en la temporada 2008/09. En su primer año encandiló con su espectacular fortaleza defensiva, compartiendo centro de la zaga con Lopo y anotando un gol ante el Athltic de Bilbao en Riazor. 
Lendoiro pagó los dos millones y Zé Castro se quedó en A Coruña, aunque su papel en el equipo cambió. Lotina, que había confiado en él, lo apartó de la titularidad tras un inicio irregular de campaña. Su sustituto fue Colotto, que ya no soltaría su puesto.
Entre esa y la siguiente temporada Zé Castro sólo jugaría 16 partidos. 
Pero se consumó el descenso, y la marcha de Lotina abriría las puertas a Zé Castro, aunque le costaría conseguirlo. Esta temporada Oltra decidió que Aythami comenzase de titular junto con Colotto, pero una serie de fallos del canario hicieron que el de Coimbra se hiciera con el puesto y ya no lo ha soltado. 
Zé Castro se ha convertido en un baluarte y compartiendo titularidad con aquel que le quitó el puesto, el argentino COLOTTO.



Salomao, el desequilibrio por la izquierda
Salomao llegó cedido del Sporting de Portugal, sin opción de compra. 
En lo que lleva de temporada, con 4 goles, es uno de los jugadores más revulsivos del equipo. Empezó la temporada como titular a banda cambiada y regaló a los aficionados coruñeses alguna de las jugadas más hermosas de la temporada, como el triple regate que le hizo a uno de los jugadores del Barça B o su gran partido de copa ante el Girona en Riazor, que acabó 5-1 y con un gol suyo. 
Pese a que ahora es suplente y no tiene tantos minutos, Salomao sigue siendo uno de los ídolos de este año por su velocidad y descaro. Es joven y le queda muchísima cuerda y podría quedarse otro año cedido.






Bruno Gama, la pausa diestra
Poco después de llegar Salomao llegó Bruno Gama, con un contrato de 4 años procedente del Río Ave portugués.
Empezó la temporada avalado por su gran pretemporada, en la que demostró su olfato goleador y su capacidad para asistir a sus compañeros , en la que se lesionó durante el Teresa Herrera. No reaparecería hasta el día del Depor - Celta, el 15 de Noviembre. A diferencia de Salomao, Bruno representa la calma en el toque del balón y que rompe con su gran calidad técnica.
Suma 6 tantos y es uno de los jugadores más alabados entre la afición. Para el recuerdo quedará su gol al Guadalajara en la victoria por 1-2 en campo de dicho equipo. Pese a que rompió con todas la expectativas, se espera mucho más de él el próximo año.

Gracias al talento de estes y del resto de jugadores, el objetivo del ascenso está cada día más cerca. El domingo pasado se empató ante el Valladolid a 1-1, pero no hay que caer en el pesimismo ni tampoco caer en la arrogancia. Estamos ahí porque las cosas no se hicieron bien, y ahora vamos a volver porque las cosas se están haciendo bien. 
Oltra ha conseguido unir a un equipo que, hace casi un año, vivía uno de sus días más tristes. Pero que no se confunda nadie, el equipo también está ahí porque 25000 personas se van todos los días a animar a su equipo para devolverlo donde debe estar. Lo dice la canción de los Riazor Blues:

Ser de los que ganan es muy fácil,
ser del Deportivo me parece mejor

Así que no lo olvidéis, ante todo del Deportivo, y a mucha honra. 
¡¡¡¡FORZA DEPOR!!!!!